Iñaki Peña, la calma del héroe inesperado | Fútbol | Deportes

Marc-André Ter Stegen estuvo el domingo en Montjuïc, pero no bajo los palos de la portería como los culés llevaban esperando semanas: vio el partido desde el palco. Sigue de baja por un problema en la espalda —sufre lumbalgia y el tratamiento conservador no da resultado— y el runrún alrededor de una posible operación crece. Ahora todas las miradas apuntan hacia Iñaki Peña, su sustituto.

El nerviosismo despertado por la falta del guardameta titular las dos últimas semanas, desde que abandonó la concentración de la selección alemana, ha desaparecido ante la calma del joven portero, de 24 años, que salvó el domingo los tres puntos del Barcelona contra el Atlético de Madrid.

Tranquilo, Peña desprende paz fuera y dentro del terreno de juego, según aquellos que han tratado con él. “Su gran virtud es la calma que tiene, pero sobre todo la que transmite”, explica Domènec Torrent, exentrenador del Galatasaray durante la cesión del alicantino en 2021. “Es absolutamente serio, también en la portería. Es tan alemán como Ter Stegen”, señalan fuentes que han trabajado con el guardameta.

Detrás de la sombra del gol de João Félix se escondía el aplomo de Peña en la portería. “Es un ejemplo. Como se entrena se juega. Y cuando entrenas al máximo nivel a pesar de no jugar tienes este rendimiento. No hay secretos en el fútbol. Siempre ha entrenado de diez y hoy ha actuado de diez. Extraordinarias sus dos paradas”, destacaba Xavi Hernández tras la victoria ante el Atlético. “Es tal cual”, rematan quienes trabajaron con Iñaki.

Fue milagroso evitando el lanzamiento de falta de Memphis Depay, y tiró de estilo Ter Stegen para frenar un disparo de Ángel Correa en los últimos minutos del descuento. El Atlético de Madrid buscaba el empate y presionaba para lograrlo. Pero Peña se plantó. Y con la misma tranquilidad que transmite, defendió fielmente la portería como hizo ante el Oporto y el Rayo Vallecano.

Fue recibido entre los aplausos de sus compañeros en el vestuario. Y con un abrazo por parte de Xavi. “Tuvimos varias ocasiones para marcar el segundo gol, pero no las aprovechamos. Ellos también tuvieron ocasiones, pero nos salvó Iñaki Peña. Lo conozco desde el B, siempre trabaja duro y da el 100%, y ahora tiene la oportunidad”, expresaba su compañero de equipo Ronald Araujo.

Peña es un héroe inesperado que llegó en 2013 al FC Barcelona desde el Villareal, donde empezó a formarse. “Lo incorporamos a nuestro infantil, y desde el primer momento fue un portero extraordinario. Vimos que hacía acciones complicadas con poco esfuerzo. Sin ser demasiado espectacular, era terriblemente eficaz, muy sobrio, muy bueno en el juego aéreo y valiente”, asegura Jordi Roura, exdirector de fútbol formativo del Barça. “Es una fotocopia de Ter Stegen. Desde abajo, los técnicos tenían claro que el elegido era él”, añaden fuentes cercanas que trabajaron con él. Pero hay algo decisivo, como portero, que señala Roura: su personalidad. “Tiene mucho carácter, tranquilidad y confianza. También tiene claro lo que quiere, es tenaz, y encaja a la perfección tanto lo bueno como lo malo. Y eso lo transmite al equipo y le permite ser capaz de afrontar partidos decisivos”, añade el exdirector.

Opción United

A los 16 años, con la primera oportunidad de hacer un contrato profesional, renovó con el Barcelona para seguir avanzando. “Iñaki tenía opciones muy importantes para irse, como el Manchester United. Pero optó por nosotros. Y ha tenido una trayectoria impecable, y también ha sido internacional con todas las categorías inferiores”, destaca Roura. Era un “animal” entrenando. Lo disfrutaba y lo disfruta. Su competitividad le empujaba a exigir más, a preguntar por qué, y a entrenar al máximo todos los minutos. Y en 2018 logró debutar con el Barça B. Tres años más tarde demostró su seguridad en la tanda de penaltis contra el UCAM Murcia en los playoffs de ascenso: paró cuatro disparos a pesar de la derrota.

En la temporada 2021/22 subió al primer equipo, y marchó cedido al Galatasaray. Fue Ricard Segarra, entrenador de porteros, quien avisó a Domènec Torrent del talento del joven alicantino: “Tengo un jugador muy bueno y le tengo confianza plena. No solo está preparado para jugar en Primera División, sino también en grandes equipos”. Y funcionó. “Nos dio mucho desde su primer partido, que era muy complicado, y empatamos gracias a él. Pudimos salvar la categoría seis semanas antes de terminar el campeonato. Y te diría que el 80% fue gracias a Iñaki”, confiesa Torrent. El exentrenador constata su facilidad para el trato y agilidad bajo palos: “Es muy bueno con los pies y la salida, y tiene pausa”.

“Le ha tocado demostrar en partidos importantes y decisivos, y ha tenido una actuación sobresaliente”, pone en valor Roura. Para Torrent, “es un jugador plenamente preparado para asumir esta responsabilidad”.

De momento, a la espera de resultados oficiales sobre la lesión de Ter Stegen, la esencia y la tranquilidad de Iñaki Peña seguirán intactas, según el exentrenador: “Nunca se pone nervioso, ni lo hará”.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

You may also like...