La economía española crecerá este año un 1,5% y la inflación se situará cerca del 3,4%, según KPMG | Economía

La economía española seguirá avanzando este año, aunque con menos dinamismo con respecto al año pasado. Crecerá un 1,5% en 2024, un punto porcentual menos de lo previsto para 2023, pero conforme avancen los meses la situación irá mejorando progresivamente, según el informe KPMG Global Economic Outlook publicado este martes, que para 2025 apunta a un alza del 1,8%. Las previsiones de la consultora son también positivas en cuanto a la inflación, que se moderará levemente durante el ejercicio, pasando del 3,6% previsto para el 2023 al 3,4%. Su evolución dependerá en gran medida del mantenimiento o retirada de los apoyos del Gobierno para hacer frente el alza de los precios de la energía y los alimentos, varios de ellos prorrogados para que sigan en marcha este año.

La inflación subyacente, aquella en la que no tiene en cuenta el precio de la energía ni la de los alimentos, los productos más volátiles de la cesta, también continuará con la tendencia a la baja pero en menor medida que la general, según el informe de la empresa dedicada a la consultoría. El último dato registrado en el mes de diciembre se situó en el 3,8%; el informe la cifra en el 2,3% para 2025.

Respecto al empleo y después de que en 2023 experimentase un crecimiento del 3%, se prevé que mantenga ese comportamiento positivo. A pesar de ello, la creación de nuevos puestos de trabajo se verá ralentizado debido principalmente al incremento de salarios por encima de la inflación, según el informe publicado este martes. La estimación es que la tasa de paro baje hasta el 11,6% de la población activa a lo largo de 2024.

A pesar de que España mantiene un superávit en cuanto al comercio exterior, no se estima que la demanda externa contribuya al crecimiento económico del país durante este ejercicio.

Déficit público y deuda al cierre de 2023

Dentro del marco fiscal, se estima que el 2023 se cierre con un ratio de déficit sobre el PIB del 4%, una décima por encima de lo que pronostica el Gobierno, con una deuda pública equivalente al 108% del PIB, un 12% menos a lo registrado en 2023, como consecuencia a la recuperación de la actividad económica y, por tanto, de la recaudación fiscal.

“El reto de la economía española a corto plazo será sin duda el descenso del déficit público y controlar el posible impacto en la inflación de la reducción de algunas de las ayudas aprobadas por el Gobierno para apoyar a las familias y empresas a paliar las alzas de los precios de combustibles y alimentos”, ha recalcado el socio responsable del área de consultoría de KPMG en España, Pablo Bernad.

Las estimaciones que maneja el Ejecutivo para el 2024 apuntan a un déficit público del 3% del PIB a finales de ejercicio y a una deuda que rondará el 106%, dentro de un contexto marcado por la reactivación de las reglas fiscales europeas.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

You may also like...