Meliá, Riu, Iberostar y Paradores adelantan la temporada alta ante el tirón de las reservas | Empresas

Turistas en la playa de Benidorm.Mònica Torres

La llegada de turistas a España no se ha frenado con la temporada baja. Los hoteles siguen registrando ocupaciones y precios récord y las reservas para el inicio de la temporada alta, que arranca coincidiendo con la Semana Santa en la última semana de marzo, invitan al optimismo. En ese escenario, las grandes cadenas hoteleras, como Meliá, Riu, Iberostar y Paradores, han optado por no esperar a Semana Santa y adelantar la apertura de los inmuebles cerrados durante el invierno ante el tirón de la demanda. El regreso se produce desde este mismo sábado en muchos casos.

El mejor ejemplo es Meliá, con 70 hoteles vacacionales en España, que reconoce un cambio de tendencia desde el pasado verano. “En 2023 muchos hoteles no cerraron hasta el mes de noviembre, y en 2024, por primera vez, algunos hoteles se han mantenido abiertos, sin cerrar en temporada baja. Además, las previsiones apuntan a que se anticipe la temporada en muchos casos al mes de marzo, antes o bastante antes de la Semana Santa”, recalcan desde la hotelera. De los 18 inmuebles que tiene en Baleares, uno abrió en febrero y 11 volverán a tener actividad en marzo, mientras que en el caso de los 20 hoteles en Levante y Costa del Sol, nueve pasan a no cerrar en temporada baja (cuando sí lo hacían en ejercicios anteriores) y otros siete han regresado a la actividad en enero y febrero.

Meliá justifica esta reactivación temprana por la confluencia de varios factores. “Los viajeros cada vez más escogen temporadas de menos afluencia de turistas para evitar las aglomeraciones y captar mejores precios, combinado lógicamente con una climatología favorable, con temperaturas más templadas, escasez de precipitaciones e incluso agua del mar menos fría en el Mediterráneo”, aseveran desde la hotelera, que también destaca el importante efecto desestacionalizador de otros segmentos, como el turismo corporativo, el deportivo o el de grandes eventos.

Ese cambio de tendencia también se ha producido en el caso de la hotelera balear Riu. De los 10 hoteles que cerraban en temporada baja, 6 de ellos (tres en la Playa de Palma y tres en Málaga) ya abren todo el año y el resto también prepara una apertura anticipada. “Los otros dos de la Playa de Palma y el de Chiclana (Cádiz) abren el 22 de marzo y el de Formentera vuelve el 26 de abril”, recalcan fuentes de la compañía.

Buena prueba de la fortaleza de la demanda es que desde Riu, que cerró el pasado ejercicio como la cadena hotelera con mayor facturación (3.607 millones de euros), ya se han lanzado a contratar personal para esta temporada alta, en la que espera alcanzar las 7.500 personas empleadas en los 27 hoteles en España, una cifra similar a la de 2023. Para completar todas las vacantes, la compañía ofrecerá alojamiento gratuito en aquellos destinos con menos oferta de vivienda o con los precios del alquiler más elevados.

Desde Iberostar confirman que contarán con una planta total de 33 hoteles operativos en España durante esta temporada alta. De esa cifra, 14 están abiertos todo el año y otros 19 son de temporada. “Desde febrero tenemos operativos los hoteles Iberostar Playa de Muro e Iberostar Selection Llaut Palma, y desde principios de marzo de 2024 iremos abriendo progresivamente los hoteles de temporada, comenzando el 1 de este mes en la Costa del Sol y Algarve, para continuar el 22 de marzo en la mayor planta hotelera de Baleares y Cádiz. A finales de abril, previsiblemente el día 26, abriremos tres hoteles más en Mallorca (Iberostar Club Cala Barca, Iberostar Cala Domingos e Iberostar Ciudad Blanca) para mantener el 100% de los hoteles Iberostar en Islas Baleares a pleno rendimiento en temporada alta”, relatan fuentes de la hotelera.

La temporada alta empezará antes de lo previsto y también acabará más tarde de lo habitual. “En Iberostar apostamos por alargar la temporada adelantando las aperturas y retrasando el cierre de la misma. Para 2024 tendremos a la venta un 10% más de noches que el año pasado”, expone Finn Ackermann, vicepresidente comercial de Iberostar para Europa, Oriente Medio y África.

Finalmente, Paradores también se ha visto forzada a reabrir sus hoteles antes de tiempo debido al tirón de las reservas. La sociedad estatal ha adelantado la apertura de 14 paradores con precios muy rebajados para asegurarse la ocupación. Ocho de ellos lo han hecho en febrero, con ofertas que llegan a los 80 euros por noche, y otros seis lo harán en las semanas previas a la Semana Santa. Se trata de los inmuebles en Bielsa (Huesca), Benicarló (Castellón), Cervera del Pisuerga (Palencia), Corias (Asturias), Vic-Sau (Barcelona) y Cazorla (Jaén). La oferta se complementa con descuentos adicionales para aquellos clientes que cuenten con la categoría de Amigos de Paradores, el programa de fidelización de la cadena hotelera.

Optimismo empresarial para 2024

La Mesa del Turismo, organización empresarial que reune a 100 socios, presentó el jueves los resultados de la encuesta realizada a sus miembros con las perspectivas de negocio para este año. Ninguno de los empresarios consultados prevé una caída de facturación y el 57% apunta a que la cifra de negocio volverá a crecer con respecto a 2023 a un ritmo medio del 10%. La mejora de los ingresos tendrá un impacto directo en el mercado laboral. El 52% de las empresas anticipa que crecerán sus plantillas, el 43% corrobora que la mantendrá estable y solo el 4% prevé caídas.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance

Recíbela

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_


You may also like...